Todo lo que no suma, resta

junio 8, 2009 en 5:54 pm | Publicado en Coaching, Empresa y desarrollo | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

kaizen2-773004Leer hoy a Seth Godin me ha puesto algo zen. Cada acción que haces, ha de tener un sentido, ha de servir para algo. Todo lo que no suma, resta. Ya lo decía Masaki Imai, creador del método Kaizen, de Kai (cambio) y zen (mejora). Podríamos resumirlo como un método de mejora continuada, en pequeños pasos, tal vez mínimos, pero que cuando se van acumulando suponen un “gran cambio”, la “gran mejora”.Ningún paso sobra. Y todo lo que sobra, se elimina. Como diría Seth, si no sabes para que vas, no vayas.

Pero ¿es eso lo que hacemos? ¿definimos claramente unos objetivos y sus pasos? ¿definimos las evidencias? No lo tengo tan claro.

Acabo con un pensamiento de Albert Einstein:

Debemos aprender a diferenciar claramente lo que es de importancia fundamental, lo que es realmente básico, de lo que es indispensable, y dejar de lado todo lo demás, la cantidad de pensamientos que se aglutinan en la mente y la distraen de lo esencial.


¿De que pensamiento u objeto piensas deshacerte  hoy?

Mertxe Pasamontes

Anuncios

¿MARKETING TRIDIMENSIONAL O TUBULAR?

junio 5, 2009 en 2:32 pm | Publicado en Empresa y desarrollo, Marketing | 1 comentario
Etiquetas: , , ,

Seth Godin, en su post Deeper or wider de 31/5, habla del eterno dilema sobre si ensanchar o profundizar ltb-cover[1]a gama de productos. El lo plantea de manera original, pero el tema es tan viejo como el marketing.

En su impecable post de ayer Out of bounds trata de la extensión de las marcas. Uniendo marca y productos tenemos pues ya tres dimensiones: largo, ancho y alto. Combinables en una especie de Marketing Geométrico. Esta tridimensionalidad, a mi modo de ver, constituye un debate estratégico irrenunciable para la alta dirección.

Curiosamente, en el segundo post cita a Richard Branson como un experto desacomplejado en practicar la extensión de marca. Está en lo cierto. Aunque creo que el primer negocio de Branson fue Virgin Records, y el primer disco del sello fue Tubular Bells de Mike Oldfiel.

Oldfield es ese músico del entonces llamado rock progresivo que ha conseguido vivir bien toda la vida exprimiendo, también desacomplejadamente, unos escasos compases musicales sencillos y pegadizos.

¿Qué ha hecho Oldfield en términos de la tridimensionalidad a la que aludía? Pues casi nada, esencialmente hace más de 30 años que se repite. Ha sabido vender el mismo producto a un mismo target, que ha acabado adquiriéndolo ya por nostalgia. ¿Curioso verdad?

Casi todo el mundo tiende a ordeñar al máximo los éxitos. Antes se le llamaba a eso “continuarà…”, después vinieron las sagas numeradas: “Rocky I, II, III…”, después todo se sofisticó, dependiendo de los contextos surgieron los remakes, la nueva fórmula, los spin-offs, etc. Ahora queda bien el término reloaded. En fin…

Ordeñar es compatible con el esfuerzo constante por innovar. Los ciclos de vida de los productos son cada vez más cortos Si creemos que nuestro producto es insuperable estamos perdidos. ¿Después de la nostalgia, qué queda?

En marketing ya no hay axiomas. Branson puede ser el adalid de algo y, a la vez, el máximo exponente de lo contrario. Un genio.

Necesitamos marketers despiertos, no doctrinarios, con método pero –sobretodo- con arte. Valientes y humildes.

Ramon Sallés

LA HAMACA PÚRPURA

mayo 28, 2009 en 7:14 pm | Publicado en Empresa y desarrollo, Marketing | 1 comentario
Etiquetas: ,

A menudo oigo a empresarios decir que en su negocio es difícil diferenciarse de la competencia. Entonces pienso en Alberto. Si algún negocio hay así, ese es el suyo. Alberto alquila hamacas, toldos y sombrillas en la playa de Sitges. Digamos que Alberto es hamaquero.

A los hamaqueros el Ayuntamiento les dice lo que tienen que hacer y lo que no: les determina la temporada, los horarios, las tarifas, el tipo de material, ¡todo! ¿Todo?

Es frecuente ver a otros hamaqueros aburridos y quemados (figurada y literalmente). Esperan sentados a los clientes, les cobran, dejan que se instalen donde quieran y les olvidan. Alguno, para incentivar que vuelvan, ofrece un descuento.

Alberto, sin leer a Seth Godin, ha engordado una Vaca Púrpura.

Para empezar, distingue su zona izando un estandarte con el logo de su marca personal. También –en la medida que las normas se lo permiten- coloca algún elemento decorativo que denota una sensibilidad y un estilo determinado. Y, algún atardecer, en su trozo de playa, se escucha música chill out, en contra de la normativa (no olvidemos: Alberto es un “hereje”). Sutilmente pues despliega un código de comunicación preciso.

Alberto no espera sentado. Recibe de pie a los clientes como a amigos (muchos acaban siéndolo), les acompaña donde piensa que mejor podrán relacionarse con sus vecinos, les ayuda a instalarse y, sólo después, cuando está seguro de que se sienten cómodos les cobra (sin descuento).

La tarifa de alquiler abarca toda la jornada. Algunos hamaqueros “silencian” ese extremo. Alberto hace justo lo contrario, informa de ello a los clientes y se presta a guardar sus enseres al ir a comer o donde sea. Con una sonrisa les estimula a que vuelvan por la tarde.

Alberto practica una especie de managing by walking around. Siempre discretamente pendiente de sus clientes, poniendo todo de su parte para que disfruten del día, en un inesperado ambiente de comunidad playera.

Probablemente Alberto sea el único hamaquero de Sitges (¿o del Mediterráneo?) con business card, con su logo personal. Sólo la da a los entusiastas de su servicio innovador. Poseerla te otorga un auténtico privilegio: poder reservar hamaca desde tu casa o desde el coche, conforme vas. Este privilegio puedes hacerlo extensivo a tus amigos, si llaman de tu parte.

Etc.

¿Lo tienes más difícil que Alberto para diferenciarte? Si quieres lo hablamos. Si quieres, también, te doy sus coordenadas. ¡Qué gustazo difundir la existencia de Vacas Púrpuras!

Ramon Sallés

purpurizando
purpurizando

¿LO DEJAMOS PARA MAS ADELANTE?

mayo 24, 2009 en 10:08 am | Publicado en Coaching, Empresa y desarrollo | 2 comentarios
Etiquetas:

a comeeeeer.... !Una frase de Seth Godin que me gusta mucho: “El mayor enemigo del cambio y el liderazgo no es un «no». Es un «todavía no»”.

Hay dos motivos por los que aplazamos las cosas: su dificultad y su envergadura. Ambas son dimensiones subjetivas. Liderar, cambiar, supone gestionarlas en un marco posibilista.

¿Y tú, tienes algo pospuesto, sin fecha?

Consejo: Da un paso. El primero.

¿Recuerdas como se come un elefante? ¿Qué ocurre si no empiezas a comértelo?

Ramon Sallés

¿SIOUXS, APACHES o… tal vez PIGMEOS?

mayo 17, 2009 en 7:38 am | Publicado en Empresa y desarrollo, Marketing | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

tambor-tribu

En el management clásico se distingue entre Grupo y Equipo.

El gurú del marketing Seth Godin defiende una categoría superior: la Tribu. Veamos:

GRUPO. Conjunto de personas con algo en común.

EQUIPO. Conjunto de personas con un mismo objetivo.

TRIBU. Conjunto de personas conectadas entre sí, conectadas a un líder y conectadas a una idea.

Godin explica como internet pulveriza la limitación ancestral que han tenido las tribus: la geografía.

Otro aspecto interesante es la superioridad de la idea, y las acciones que las llevan a la práctica, frente al objetivo. La Tribu requiere haber evolucionado de la Dirección por Objetivos a la Dirección por Valores, lo que supone Liderar más y Dirigir menos.

Una Tribu bien Liderada es más potente que un Equipo bien Dirigido.

Leyendo a Godin pienso en los seminarios de team building que algunos siguen presentando como la panacea, especialmente en versión outdoor. ¡Qué rubor! Con lo divertidos que eran los picnics de empresa y las liguillas de futbito, sin más.

En tu empresa o departamento ¿Qué tal suenan los tambores?

Ramon Sallés

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.