¿Es tu verdadera voz la que se escucha?

octubre 1, 2009 en 6:43 pm | Publicado en Internet, web 2.0 | Deja un comentario
Etiquetas:

Como ya muchos sabréis el lunes nos vemos en la segunda edición de The Monday reading Club, en esta ocasión en la UPF (Universitat Pompeu Fabra) para hablar del Manifiesto Cluetrain de Rick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger. Si quieres venir puedes inscribirte gratuitamente aquí.

Ya hemos hablado alguna vez de aspectos del mismo en este Blog, pero hoy quiere hacer un especial énfasis en una de sus ideas principales: tener una voz humana.

Desde la PNL decimos que lo único auténtico que puedes transmitir, es tu estado interno. Los humanos tenemos una gran capacidad de percibir el estado interno de los demás y eso es lo primero que vamos a captar del otro.  Por eso me agrada encontrar la siguiente cita en el Manifiesto:

La voz surge literalmente del cuerpo como una representación de nuestro interior. Contiene nuestra experiencia del pasado, nuestras esperanzas y miedos para el futuro y el eco emocional del momento.

Si no transmite nada de eso, puede que sea una voz enmascarada y, cuando enmudece la voz, cualquiera que escuche sabe intuitivamente que no estamos del todo.

David Whyte, The heart aroused.

¿Cómo crees que es la voz con la que tú hablas?

Mertxe Pasamontes

PUNTO DE INFLEXION

junio 22, 2009 en 6:50 am | Publicado en Empresa y desarrollo, Internet | 1 comentario
Etiquetas: , , , ,

cluetraincoverUno de los mejores prólogos que he leído en mi vida empieza así:

Se coge un cazo con agua por encima del punto de congelación. Ahora, hay que calentar el agua y esperar. Sube la temperatura. Esperamos un poco más. Hasta los 99ºC, no hay cambios significativos. Pero luego la temperatura sube un insignificante grado más, y ¡zas! El cazo se convierte en un convulso caldero lleno de vapor”.

Sí, es Thomas Petzinger Jr. prologando “The Cluetrain Manifesto” de Rick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger.

Petzinger nos señala la existencia de puntos de inflexión, que una vez alcanzados hacen que todo cambie. Él se sirve de un hecho físico elemental medido científicamente: el punto de ebullición del agua.

Si la ciencia sirve para la metáfora, la ingeniería resulta mediocre sin la estética (afirma Petzinger también en ese prólogo) y el Manifiesto declara rescatado el sentido primigenio más auténtico de la comunicación humana, el punto de inflexión al cual me refiero es ese en el que uno advierte con meridiana claridad la naturaleza circular de los fenómenos, lejos del trazo rectilíneo que acostumbramos a imaginar que los representa.

¿Has experimentado algo así últimamente? ¿Podrías localizar ese insignificante “grado de más” que lo desató? Es importante.

Ramon Sallés

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.