¿Puede el trabajo ser un placer?

julio 25, 2009 en 9:45 pm | Publicado en Empresa y desarrollo | 2 comentarios
Etiquetas: , , ,

trabajador-feliz1

Muy buena la entrevista que le realizan en La Contra a Luisella Traversa, consultora de formación y motivación, y pintora.

Cuénteme qué consigue usted.

Que la gente se sienta en crecimiento tanto profesional como humano. Ofrecemos a cada trabajador un proceso de conocimiento personal que le permite hacer autoformación en lugar de formación.

¿Mediante qué técnicas?

Ayudando a cada individuo a responder “quién soy, qué hago, qué quiero”. La idea es que pasen de trabajadores dependientes de un jefe a colaboradores activos. Hacemos arte, crecimiento personal, teatro, aprendemos a vender mediante juegos de rol.

Pasamos muchas horas en las oficinas.

El trabajo no debe ser una condena bíblica, sino una posibilidad de evolución. Las oficinas deben estar llenas de vida, árboles, plantas. Los empleados deben aprender a gestionar su tiempo y resultados, es la única vía de futuro, ¿y quién lo ha conseguido? Una pija que primero se transformó a sí misma.

Si realmente las cosas son en su  empresa como explica Luisella, ha conseguido crear lo que todos perseguimos en nuestra labor como consultores y formadores: un lugar en donde las personas puedan desarrollarse, en donde se puedan encontrar a sí mismas y autorrealizarse. Ese debería ser el objetivo de la mayoría de las empresas, aunque muchos pensarán que soy una ilusa ya que el objetivo es maximizar beneficios. Pero la técnica de la zanahoria no funciona y las personas que se sienten frustradas, o maltratadas, o desconsideradas no son las más adecuadas para producir beneficios.

Por lo tanto, sea por que te interesa el bien de tus empleados, o simplemente porque quieres tener el máximo de beneficios, más te vale que estén “contentos y satisfechos”. ¿No te parece?

¿Crees que funciona el sistema del palo y la zanahoria? ¿O crees que las personas independientes y realizadas funcionan mejor? ¿Tal vez te dan miedo?

Mertxe Pasamontes

The Monday Reading Club

julio 16, 2009 en 6:11 pm | Publicado en Marketing | 4 comentarios
Etiquetas:

Hace unos pocos meses que nació en Madrid la iniciativa de The Monday Reading Club. Ahora en Barcelona nos hemos sumado a la idea y en septiembre tendremos la primera sesión el día 7 de septiembre y hablaremos del libro Iníciate en el marketing 2.0 de Enrique Burgos y Marc Cortés. El evento se celebrará en la Librería Bertrand (Rambla Catalunya 37).

La idea es tener un club de lectura de marketing online (y algunos otros temas relacionados, que iremos explicando en su momento) . Todos los meses nos reuniremos después de haber leído un libro de marketing online seleccionado con antelación, para analizarlo y comentarlo entre todos. Es la oportunidad perfecta para aprender unos de otros, ampliar nuestro horizonte con perspectivas diversas, y conocer gente nueva del sector.

La idea no es que venga “un experto” a hablar sobre, sino que entre todos debatamos, demos nuestras opiniones y apliquemos eso de “la inteligencia colectiva”. Haremos este primer evento en sincronía con Madrid y habrá seguimiento por Twiter.

Esperemos que te animes a venir a estos eventos y para facilitarlo al máximo posible, te proponemos las siguientes maneras de estar en contacto:

* Suscribirte al blog The Monday Reading Club.

* Seguirnos en Twitter: @MondayReading.

* Unirte al grupo del Club en Linkedin.

Si consideras este evento interesante puedes ayudarnos a darle difusión enlazándonos en tu blog, twitteándolo (y siguiendo nuestro Twitter: @MondayReading) comentándoselo a tus amistades, y por supuesto participando en el evento el próximo 7 de septiembre.

Y si quieres saber algo más, aquí tienes los twiters de los organizadores en BCN: @mercenavas @esthernet @mjalonso @LoTwitteamos @mcimino @javiervelilla @jordi_andreu   @mertxe

Mertxe Pasamontes

VUELING – CLICK AIR

julio 9, 2009 en 5:54 pm | Publicado en Empresa y desarrollo, Marketing | 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

Acaban de fusionarse las dos Cías. Aéreas españolas low cost.

Me vienen a la memoria unas declaraciones de Josep Piqué, al ser nombrado Presidente de Vueling, en las que decía que no le preocupaba demasiado Click Air como competidora, pues la sabía impregnada de la cultura de Iberia, y ello era determinante; Click Air no podía crear de la noche a la mañana una cultura corporativa tan diferente como la que conviene a una low cost. Piqué daba en el clavo.

Me recordó al periodista polaco Ryszard Kapuscinski, cuando escribía que desmontar los sistemas o estructuras de poder no acababa con sus genes; esos siguen dominando largo tiempo los pensamientos y las actitudes de quienes ya, supuestamente, han sido liberados de la tiranía de esos sistemas. Click Air nacía como un spin off de Iberia pero con toda su carga genética intacta. Y se notaba, ¡vaya si se notaba!

He volado mucho con ambas. Siempre he preferido, de lejos, Vueling. Todo contacto con Click Air dejaba a la vista los tics propios de Iberia. Era algo indisimulable. En cambio el estilo más cool de Vueling era otra cosa, sobretodo en sus inicios.

La fusión de las culturas corporativas es pura entelequia, siempre una se impone sobre otra. Y siempre hay quien lo pasa mal. Deseo que la cultura resultante no mantenga sólo la marca Vueling (confirmado) sino también los genes de ésta.

De momento la promoción con la que nos proponen celebrar la fusión tiene más de Clik Air que de Vueling. Es casi una tomadura de pelo, poco respetuosa. Un ceremonia más de la confusión que no merece ni el tiempo que comporta leerla.

¡Ánimo Piqué, que no todo quede en conservar la marca!

Ramon Sallés

TE A LA MENTA

julio 6, 2009 en 12:05 pm | Publicado en Sensaciones | 3 comentarios
Etiquetas: ,

Hoy. Renfe Rodalies de Barcelona a Sitges. Estación Passeig de Gràcia. A mi lado toman asiento tres hombres árabes. Lucen un desaliño que excede el estilo casual (no superior al de un yuppie de una agencia de publicidad, pero más exótico). Hablan muy alto. Gesticulan mucho. Parecen alegres. Llevan un aparato reproductor de música (radio casete, lector de CDs, no alcanzo a verlo). Suena la música. Alta, no estridente. Música árabe tradicional.

1. Me siento agredido. Estoy en mi país. Ellos no. Siento que no me respetan. Infringen la normativa de no poner música en los trenes. “El desconocimiento de la ley no les exime de su cumplimiento”. ¿¡No hay nadie aquí que les llame la atención!? Alimento resentimiento hacia esos tres. Yo no soy policía. Alguien debería hacer algo (yo no). No tengo porque soportar su presencia, su tono de voz, su música. ¡Qué se vayan a su país!

2. Me siento involucrado. Compartimos “mi” país que, seguro, será también el “suyo”. (Si és que hi han cases de algú). Si pasara un revisor quisiera que fuera comprensivo con ellos, sin dejar de informarles de sus derechos y obligaciones. En su casa deben preparar un té a la menta fantástico. ¡Ojalá me invitaran! ¿Y esa musiquita? No es Pavarotti ciertamente, pero suena entretenida, aprovecharé el viaje para hacerme una idea. Igual descubro que me gusta su folklore.

¿Qué opción crees más saludable?

Ramon Sallés

REFLEXION PLAYERA ACERCA DEL LIDERAZGO, LAS TRIBUS Y LA MADUREZ

julio 5, 2009 en 2:45 pm | Publicado en Sensaciones | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

balminsEsta mañana temprano he ido a la playa enfrente de casa, la de Balmins (Sitges). He sido de los primeros en llegar pero al ser domingo enseguida ha ido llegando gente. A las 10, cuando me he ido, estaba ya muy concurrida.

Viendo el tipo de personas que frecuentamos esta pequeña playa me pregunto qué tipo de agrupación constituimos. ¿Cómo podríamos calificarnos? ¿Hay algún –por así llamarlo- denominador común que pueda a la vez definirnos y darnos un cierto sentido de pertenencia?

Balmins es una playa singular. A pesar de estar alejada del centro de Sitges no es en absoluto una cala recóndita y poco concurrida. Al contrario, queda abarrotada. En ella confluye un paisanaje variopinto. De entrada no queda claro si es o no una playa nudista, diría que sí, puesto que el nudismo es la opción más practicada, pero también hay personas que usan bañador. Tampoco queda claro si es una playa orientada al público gay, diría que no, pero un buen porcentaje de quienes ahí acuden claramente profesan esa orientación sexual (en cualquier población este porcentaje se consideraría “abrumador”, en términos sitgetans no lo es). También hay familias con niños preciosos haciendo castillos de arena. También personas de cierta edad, jubilados briosos y fibrosos, luciendo un moreno integral uniforme y envidiable. También, de buena mañana, hay gente motivada por la salud que practican natación y tai-chi. Etc.

Hoy, en medio de nudistas y textiles, niños con cubos y palas, parejas de todo tipo (en actitudes que iban del acaramelamiento explícito al aburrimiento convencional), adolescentes y jubilados, gente haciendo footing y otra leyendo la prensa, había una pareja de novios (h—m), vestidos de tales, haciéndose el reportaje de su boda. Enternecedor. En resumen, me encanta la Platja de Balmins, y me sigo preguntando lo expuesto en el segundo párrafo de este largo post dominguero.

Veamos. Otras playas de Sitges están más definidas, sabes qué te puedes encontrar. Ejemplos: en la Platja de la Fragata se concentran quienes disfrutan de los deportes náuticos, en la adyacente de la Ribera, muy ancha, los que practican vóley playa, en la de la Bassa Rodona, frente al Hotel Calípolis, en pleno centro, la orientación es claramente gay – “cachas”. En la Platja de l’Estanyol, en la zona de Alberto (¡que gran tipo Alberto!), el ambiente lo podríamos definir como clubber. En la Platja de la Barra, en la zona del Sausalito podríamos creer mismamente que estamos en Eivissa. Al lado, en la Platja del Terramar se da cita un público más familiar. Más hacia poniente, en la Platja del Home Mort y otras accesibles sólo a pie, el ambiente no deja lugar a dudas, banderas y grafitis lo dejan claro: zona gay, nudista, más bien rollo hard

Pero ¿…y la Platja de Balmins? Yo diría que es incatalogable. Aquí no se manifiesta un movimiento determinado, asoman eso sí comportamientos y estéticas de varios de ellos, pero conviven sin mezclarse. Eso es, a mi modo de ver, lo que la hace peculiar.

Los que frecuentamos Balmins no constituimos una Tribu, obviamente tampoco un Equipo, somos “sólo” un Grupo. Personas que tenemos en común algo tan simple como la elección de ir a bañarnos y a tomar el sol a esa bonita playa.

¿Cabría ahí el surgimiento de un liderazgo que diera lugar a un movimiento, al estilo de otras playas que he mencionado?. Seguramente sí. ¿Es deseable que eso ocurra?. No lo sé, pero si sé que no es imprescindible. Eso me lleva a reflexionar sobre la necesidad del liderazgo. ¿Es buena la aparición de un líder y el consiguiente movimiento que canaliza? ¡Claro que sí!, aunque no sea siempre imprescindible.

Entonces ¿de qué depende que la beneficiosa acción del liderazgo sea más o menos reclamada? En mi opinión de que exista o no una Misión. Toda Misión necesita un líder, o varios. Es la función la que crea el órgano, no al revés. ¿Cual es la Misión que bulle en Balmins?. Seguramente ninguna, por eso no surge un liderazgo que aglutine un movimiento.

¿Y mientras? ¿Puede un espacio pequeño y abarrotado por una miscelánea de perfiles personales tan variados “funcionar” con normalidad?. La respuesta nos la da el nivel de madurez de la sociedad y de cada uno de nosotros. Hace sólo algunas décadas mucho de lo observable hoy en Balmins hubiera sido considerado rechazable, incluso delictivo, consecuencia de la intolerancia a lo diferente. Hoy, afortunadamente, eso ya no es así.

Una cosa es preferir la Tribu propia y ser un activista en ella y otra muy distinta no es aber convivir en la de otros, o no saber ni tan siquiera coexistir o coincidir con otros ajenos a cualquier Tribu. Esos lugares incatalogables como la Pltaja de Balmins deberían servirnos para testar nuestra propia madurez. Si ahí nos sentimos propensos a culpar, a criticar, a comparar, a menospreciar etc., es que sigue anidando en nosotros un ego descontrolado; si –al contrario- nos sentimos respetuosos y comprensivos con quienes no son como nosotros, es que:  “Hombre soy; nada humano me es ajeno” (Publio Terencio dixit). Entonces podemos sentirnos en paz con nosotros mismos, contentos y orgullosos de ser como somos. Y quizá aun más importante: aceptantes y defensores de ser como son.

¿Te apetece un bañito? ¿Quedamos en Balmins?

Ramon Sallés

ENTRADAS

julio 4, 2009 en 3:02 pm | Publicado en Empresa y desarrollo, Internet, Marketing, Medios digitales | 1 comentario
Etiquetas: , , ,

yukikoEl domingo pasado dio comienzo la edición 2009 del Festival Internacional de Música Concerts de Mtjanit de Sitges. El programa, como siempre, es de excelente calidad y los conciertos se celebran en “marcos incomparables”, únicos.

Este año vuelve la extraordinaria pianista Yukiko Akagi, el domingo 8 de agosto. Yo asistí a su concierto en 2006. Fue formidable.

Pero no quiero hablar de conciertos propiamente. Sino de la venta de las entradas. Creo que ese es un momento especial. El instante de adquirir el salvoconducto que te permitirá acercarte a un ídolo (Yukiko Akagi, U2 o Kaká, para el caso) debería organizarse con respeto, casi litúrgicamente.

Los promotores acostumbran a prestar poca atención a ese momento, más allá de asegurar la transacción económica. Antes había que hacer cola frente a una ventanilla, agacahar la cerviz cuando nos llegaba el turno, dirigirnos al taquillero en la penumbra, pagar rápidamente y dejar paso al siguiente que esperaba impaciente. Después Servicaixa lo puso más fácil.

Ahora se pueden comprar entradas por Internet. Eso añade aún más comodidad y –lo que es mucho más importante- posibilita convertir ese momento en un anticipo del evento, es decir, permite añadirle a ese instante emoción, valor. Y, si había alguna duda, ayuda a la decisión de compra.

Internet lo permite, pero son los promotores quienes deben hacerlo posible, mediante un site adecuado. Yo aún no he visto ninguno. Sugiero integrar la pasarela de pago en una host intimista, que transmita proximidad con el artista, seguramente serviría la interfaz de su propio Myspace o URL. En lugar de eso lo que se hace es aprovechar la banda ancha para recordarnos en letra pequeña e infumable las truculentas condiciones y obligaciones que adquirimos al comprar las entradas. ¡Qué menosprecio al potencial de internet!

Vuelvo al excelente ciclo “Concerts de Mtjanit”. Recuerdo que en 2006 los promotores hicieron algo excepcional; ubicaron un punto de información y venta de entradas en el Cap de la Vila (centro neurálgico de Sitges); no una caseta con ventanilla, sino un stand pensado para el encuentro y la conversación. Tuvieron el grandísimo acierto de colocar estudiantes del Conservatorio de Música en ese lugar. Mi paso por ahí, hace más de tres años, lo sigo recordando como impresionante.

La chica que me atendió gozaba comentándome las virtudes de los diferentes artistas, las obras a interpretar, la acústica de los “marcos incomparables”, etc. A la vez que me informaba me estaba provocando un adelanto emocional de la experiencia: ¡me permitía disfrutarla ya! ¿Cómo no comprar?

Vi a las mismas chicas el día del concierto en labores de asistencia al público y a la artista. Otro gran acierto de los promotores.

Internet nos devuelve, en potencia, esa autenticidad primigenia de los mercados. Donde ofertante y demandante se encuentran, se reconocen, dialogan y llegan, o no, a perfeccionar transacciones comerciales individualizadas, valiosas y perdurables.

Ya lo dijo David Weinberger: “los mercados son conversaciones”.

¿Conversas suficientemente con tus clientes? ¿O crees que poner anuncios ya lo suple?

Ramon Sallés

PASOS PARA TRIUNFAR EN “ALGO”

julio 2, 2009 en 9:14 am | Publicado en Empresa y desarrollo | 1 comentario
Etiquetas: , , ,

0. Asegúrate que cuentas con el apoyo de tu familia (sine qua non!!)
1. Disfruta de un plato de sopa y una taza de té
2. Haz ALGO por placer y con pasión
3. Desarrolla maestría en ALGO
4. Dalo a conocer y a probar a algunos early adopters (¿100?, ¿50?, ¿¡10!?)
5. Pídeles que opinen on line, off line y sin filtros
6. Escúchales. Conversa con ellos
7. Aprende. Mejora continuamente ALGO
8. Lidera el movimiento alrededor de esas conversaciones
9. Sostén el movimiento una vez ALGO sea adoptado por una mayoría (digo UNA mayoría, no por LA mayoría)
10. Vuelve al punto 1 y repite con otro ALGO, o una modificación del primero. (antes que expire 9)

Vete aceptando que serás rico. Selecciona alguna organización benéfica y sé un activista. Así, con ALGO  triunfarás del TODO.

Ramon Sallés

PD. ALGO puede ser un negocio u otra cosa que desees. ¡Por favor, apunta alto!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.